Receta para vivir

Hay que esperar.
La vida se compone de PACIENCIA.
Dos gotas de rabia,
una pizca de fantasía,
salpimentar con esfuerzo,
un baño de certezas,
condimentar con cariño,
añadir algún tropezón
para que tome cuerpo
y esperar,
esperar a que repose.
Luego,… Llegeix més…

Hay que esperar.

La vida se compone de PACIENCIA.

Dos gotas de rabia,

una pizca de fantasía,

salpimentar con esfuerzo,

un baño de certezas,

condimentar con cariño,

añadir algún tropezón

para que tome cuerpo

y esperar,

esperar a que repose.

Luego, contar las flores del mantel

y mirar por la ventana

si el sol se pone o saca el cuello.

Conviene no cerrar nunca la puerta.

Igual alguien se retrasó.

Servir en bandeja de plata.

No convertir la mesa

en un tablero de damas.

No bailarle el agua

sólo a los señores.

Cena para todas,

cena para todos.

Siempre y en cualquier molde.

Y así, simplemente,

alimentar el cuerpo y, si acaso,

soplar de vez en cuando

en la nuca del DESEO.

Para que nunca se marche

sin avisar.

Sencillamente.

Raül  (Gener 2016)

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *